Argentina Emprendimientos
Über en Buenos Aires
6 julio, 2015
2
,

A inicios de este año comenzó a correr el rumor de que Über estaría interesado en habilitar su aplicación en Buenos Aires, cosa que finalmente no terminó ocurriendo (por lo menos por ahora). Sin embargo, más allá de las personas que se mantuvieron indiferentes al conocerse aquel posible desembarco, hubieron 2 reacciones a destacar: la de aquellas personas que deslizaron un “por fin” y la de aquellas personas que, de repente, vieron sus empleos en peligro.

 

En el primer grupo podríamos incluir a las personas que han utilizado Über en alguna otra parte del mundo y se sienten atraídos por la eficiencia del servicio, la calidad de los autos, el trato de los conductores y, sobretodo, por lo sencillo que es utilizar la aplicación.

 

En ese mismo grupo podemos encontrar a aquellas personas fascinadas por la tecnología, los emprendimientos exitosos, la innovación y el futuro que nos espera.

 

Por último, incluiré a las personas que jamás utilizaron el servicio, que nunca habían escuchado de él, pero que al enterarse de la noticia e investigar de que se trataba, entendieron que era una evolución de lo que hoy tenemos a nuestro alcance: taxis y remises.

 

Y es allí donde me quiero centrar, en el segundo grupo, en las personas que sintieron sus fuentes de ingresos amenazadas por un fenómeno que crece cada día más, una empresa cuya valuación aumentó 250 veces en 5 años llegando a 25.5 mil millones de dólares en 2015, un emprendimiento que se convirtió en frases como “éste será el Über de la industria financiera”, “ojalá mi startup se convierta en el nuevo Über” o “hay que descubrir el siguiente shift en el paradigma y así crear el próximo Über”, pero por sobre todas las cosas, un servicio que se vuelve exitoso en cada ciudad en la que irrumpe.

 

“Irrumpir” tal vez suene demasiado fuerte, pero es así como se sientes los taxistas que escucharon hablar de Über y sus hazañas. Es por este motivo que se han generado protestas e incidentes en Londres, Toronto, México D.F. y tantas otras ciudades alrededor del mundo.

Sin ir más lejos, cuando comenzó a rumorearse la llegada de Über a Buenos Aires, algunas cámaras representantes de empleados de taxis pidieron una reunión con el Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, para solicitarle que bloquee la aplicación.

Usualmente estas protestas están relacionados con la competencia desleal: los taxistas deben pagar licencias y regirse bajo ciertas regulaciones y leyes que le son indiferentes a los conductores de Über.

 

Sin embargo, si hay algo que nos ha demostrado la historia, es que ni el avance de la tecnología ni los procesos de innovación han podido frenarse por el deseo, la necesidad o los intereses de nuestras sociedades.

Cuando Kodak creó la cámara digital y luego intento volver atrás porque no le era tan rentable como revelar rollos de fotos, lo único que logró fue llevar la compañía al fracaso.

Ni siquiera el jugador más importante de la industria fotográfica logró frenar la revolución que ellos mismos habían generado.

 

Hoy en día se habla de que los avances en IA (inteligencia artificial) podrían cambiar nuestra forma de vida y nuestras sociedades. Sin embargo hay mucha incertidumbre en cuanto la forma en que lo hará. La pregunta habitual es parecida a: ¿IA mejorará nuestra calidad de vida eliminando los trabajos más mundanos o será más parecido a películas como Terminator o Matrix?

Nadie se cuestiona si seguir desarrollando IA o no, sino que estamos por convertirnos en espectadores de primera fila para ver que ocurre cuando los robots sean más inteligentes que nosotros.

Ni la posibilidad de que algo terrible nos pueda pasar como raza humana puede frenar el avance de la tecnología.

 

Über llegó para quedarse, en su forma actual o en una forma mejorada, pero es una solución a un problema recurrente en una industria que no innova hace muchísimos años. Si los consumidores exigen Über, será muy difícil mantener el negocio del transporte tal cual lo conocemos hoy.

 

Incluso veremos este tipo de cambios mucho más a menudo con el correr de los próximos años, emprendimientos disruptivos que alteran el comportamiento de las industrias.

Sin embargo, esto no es una mala noticia, sino todo lo contrario.

Si hacemos un paralelismo con la revolución industrial, cuando el trabajo estaba mucho más relacionado al campo y de pronto llegaron las fábricas, aquellos miedos a quedarse sin trabajo, se convirtieron en oportunidades de crecimiento y se generaron nuevos tipos de empleo.

 

Es muy posible que, inicialmente, el miedo a perder un trabajo se apodere de nosotros, pero utilizando una frase trillada podemos decir que los momentos de crisis, también son momentos de oportunidades, sólo hay que saber aprovecharlas. Si logramos comprender las nuevas necesidades, podremos reinventarnos y así, incluso, terminar en un empleo que mejore nuestra calidad de vida.

Hay 2 comentarios

  • Billy Roche dice:

    Muy interesante gracias!

  • Gabriel! dice:

    Pudiste escribir lo que pienso todos los días! Exitos!

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *